top of page

La vida es como un rompecabezas



Si en los últimos meses de este año has experimentado muchos cambios en tu vida y te has visto obligada a soltar situaciones y relaciones que no te convenían, pero que estabas muy apegada seguramente te dolió mucho. Te invito a volver a confiar, a volver a creer, recuperar el optimismo para descubrir tu nuevo propósito.


Estos últimos meses del año se han roto muchas estructuras. Han cambiado la manera en que hacíamos las cosas y nos relacionamos. Comienza a mirar el mundo con ojos nuevos.


Probablemente ya no eres la misma persona y quieres volar, pero para volar tienes que aprender nuevas habilidades. Una mariposa no puede volar si sigue comportándose como una oruga.


¿Qué es lo que quieres?

¿Hacia dónde quieres ir?

¿Qué tienes que hacer hoy para que el año que viene puedas lograr eso que tanto quieres?


Cuando nos han roto el corazón es difícil volver a confiar, lo sé he estado en tus zapatos. El primer paso es volver a confiar en ti misma. Comienza con pequeñas promesas contigo misma, por ejemplo,


Hoy, me voy a tomar una vaso de agua adicional


Hoy, voy a escribir tres cosas por las cuáles estoy agradecida

Hoy, voy a decirle una frase amable a un desconocido


Paso a paso vas cumpliendo con las pequeñas promesas y recobrando la confianza en ti misma. La clave está en mantener las promesas pequeñas hasta que te sientas más fuerte, con más confianza para comprometerte a cumplir promesas más grandes.

Un territorio desconocido siempre da miedo. Nos apegamos a situaciones y relaciones porque es familiar, es conocido. Reconoce el miedo y toma decisiones a pesar del miedo.


Confía y atrévete a vivir un nuevo camino.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page